Extrañando el verano

Conversando con un grupo de amigos hace poco, llegó la pregunta que muchas veces nos hacemos ¿Prefieren el invierno o el verano? Bueno, de chicos creo que es muy común añorar el verano y esperarlo con ansías todo el año. Vivimos esperando el momento en que empiece nuevamente el calorcito y ya podamos pensar en las vacaciones de colegio o de la universidad para ir y disfrutar de la playa con los amigos.  De niño; los helados, jugar en la arena y bañarse en el mar. Ya en la universidad; las fiestas, el estar con amigos y el relajarse un poco. Hay de todo para todos.

Pero creo que cuando uno empieza a trabajar o hacer prácticas, se da cuenta que quizá no es lo mejor tener que aguantar el sol con todo su esplendor.  Trabajar con frío o incluso el trasladarse al trabajo, es mucho más llevadero en invierno que en verano. En verano, aguantar el calor rodeada de mucha gente en el tráfico de la ciudad es realmente una terrible experiencia. En invierno la gente se abriga un poco y cada uno es responsable de encontrar el punto con el cual se sientan a gusto.

¿A qué viene todo esto? A pesar de lo que acabo de mencionar lineas arriba… ¡realmente extraño el verano! Puede ser que no lo haya gozado como lo hacía anteriormente, pero realmente ansío viajar y tirarme panza arriba en la arena y disfrutar del sol y el calor, a orillas del mar y pidiendo una piña colada para tomar mientras dejo todos los problemas y responsabilidades atrás. Mis amigos me están convenciendo para viajar a Punta Cana, a fin de año, como para escapar un poco de todo y relajarnos en un lugar nuevo (para nosotros) del cual hemos oído tanto. La playa y el mar son hermosos, la comida es deliciosa y el relajo está asegurado en este pedacito de paraíso en el Caribe. Solo falta decidirnos del todo y empezar a alistar las maletas, para lo que promete ser un viaje irrepetible.

LEAVE COMMENT

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.